| | |

Colombia: ¿por qué hay problemas con los resultados?

En el artículo previo describimos los problemas que surgieron en las pasadas elecciones parlamentarias en Colombia debido, entre otras cosas, a la falta de modernización tecnológica, inconsistencia en la información y poca transparencia durante el proceso.

Esta vez te explicamos con más detalle cómo funciona el proceso de recolección y consolidación de resultados, cuáles son las dificultades que se presentan desde el punto de vista de usabilidad y la perspectiva tecnológica en la resolución de estas dificultades.

¿Cómo se totalizan los resultados en Colombia?

Hace ya unos años explicábamos acá cómo funcionaba el proceso de cierre de la elección, preconteo y escrutinio. En principio, una vez que se cierra la elección ocurren estos pasos:

Elecciones Colombia: Formulario E-14
  • Se procede al conteo manual de las boletas de cada una de las contiendas.
  • Se llena un formulario conocido como Formulario E-14, del cual se deben hacer tres copias distintas. Una de estas copias se destina a la transmisión del preconteo y se publica.
    • Puedes ver aquí las copias de las E-14 correspondientes a las elecciones del pasado 13 de marzo de 2022
  • Esta información se usa para dar resultados anticipados no oficiales desde la misma noche de la elección
    • En este enlace encuentras la publicación del preconteo
  • Otra de las copias debe dejarse sellada junto con el resto del material electoral, para ser usada durante el escrutinio oficial.
  • Una semana después de la elección se lleva a cabo el escrutinio oficial, que se hace de manera jerárquica a nivel de distritos, municipios y departamentos, transcribiendo nuevamente el contenido de los Formularios E-14 en otro documento, llamado Formulario E-24.
  • Finalmente se genera el total nacional, que corresponde a los resultados oficiales.

Todos estos procesos se ejecutan bajo la responsabilidad de dos instituciones:

¿Cuáles son las dificultades?

En el proceso electoral colombiano históricamente han existido problemas de usabilidad que dificultan tanto la votación como el conteo, especialmente en elecciones de Senadores o Representantes.

Elecciones Colombia: Boleta Senadores

En primer lugar, en Colombia se vota por listas que en algunos casos son cerradas y en otras abiertas, según decisión de cada partido postulante, por lo que el método de votación no es uniforme. La experiencia del elector puede cambiar de acuerdo a los partidos en los que vote. Esto complica mucho el diseño de las boletas, que además es cambiado con bastante frecuencia. Esto es un problema en sí mismo, ya que produce muchísmos votos nulos por errores del votante (y hemos visto ya cómo eso puede deslegitimar una elección muy reñida) y se refleja también en los procesos en el conteo y transcripción.

Esta complejidad de las boletas se traslada a los formatos de las actas donde se deben transcribir los resultados. Por ejemplo, un Formulario E-14 de Senado contiene 11 páginas, donde en algunos casos un partido ocupa una página completa y en otros, varios partidos pueden aparecer en la misma, haciendo que sean sumamente difícil de llenar (aquí puedes descargar un ejemplo de un Formulario E-14).

El papel de la tecnología

Paradójicamente es la existencia de tecnología de preconteo y escrutinio la que permite que se detecten las inconsistencias. Es lamentable que la tecnología usada no es lo suficientemente buena como para evitar estas inconsistencias o corregirlas en tiempo real.

Un sistema de votación, conteo y transmisión de información tan dependiente de procedimientos manuales es vulnerable a error humano o sabotaje, los procedimientos de transcripción de actas utilizados son arcaicos y poco confiables, y en algunos casos se pierde incluso custodia del Formulario E-14 que se usa para transmitir la información.

Al día de hoy es imposible consultar la información del preconteo a cualquier nivel que vaya más allá del municipal, por lo que comprobar que los resultados están bien totalizados involucraría buscar las imágenes de todas las actas del municipio y hacer la verificación de forma manual.

Para las elecciones del 2022 la Registraduría ha gastado cerca de medio millón de dólares (1.24 billones de pesos), a ser distribuidos en varias elecciones (al menos estas legislativas y dos vueltas de presidenciales) y el sistema de preconteo incluido en ese presupuesto no permite verificar ni siquiera la consistencia interna de un acta, y mucho menos su totalización.

Cada incidente como los que han venido ocurriendo en las elecciones colombianas contribuye a disminuir la confianza en el sistema electoral, justamente en un momento en el que la polarización y la desconfianza crecen. Es el momento de que la Registraduría deje de posponer la adopción de tecnologías modernas en sus procesos electorales en beneficio de sus ciudadanos, tal como lo establece el código electoral.

Créditos de imágenes:
Image by David Peterson from Pixabay
RNEC

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.