Boleta Unica Electrónica
| |

Elecciones CABA: Tecnología electoral MSA bajo la lupa

El pasado domingo 13 de agosto se llevaron a cabo las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) en Argentina a nivel nacional para seleccionar a los candidatos que representarán a cada partido o coalición política en las elecciones generales del próximo mes de octubre.

Desde 2019 Argentina mejoró sustancialmente su plataforma de transmisión de resultados y escrutinio provisorio, logrando tener más del 90 % de resultados antes de la medianoche del día de la elección por primera vez en su historia, tendencia que se ha mantenido desde entonces. Para estas últimas elecciones PASO, el sistema de transmisión utilizado desde los centros de votación fue el provisto por la multinacional Smartmatic, mientras que el escrutinio provisorio estuvo a cargo de la española Indra.

El caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA)

La historia en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), desde el punto de vista técnico, ha sido bastante diferente. Por decisión de las autoridades locales, las elecciones de alcance nacional se separaron de las de alcance local, y estas últimas fueron automatizadas mediante la implementación de la Boleta Única Electrónica (BUE), contratada a la empresa Magic Software Argentina (MSA) por un monto cercano a los 26 millones de dólares.

La importancia del uso de tecnología en elecciones

En este espacio siempre hemos hablado del uso eficiente de tecnologías de automatización electoral para mejorar la accesibilidad, robustez y transparencia de las elecciones, y hemos señalado también la importancia de que estas tecnologías sean provistas por empresas o instituciones con experiencia en el desarrollo y despliegue de los mismos y que cumplan con protocolos y estándares probados en el ámbito electoral.

Gestionar eventos electorales y la inclusión de soluciones tecnológicas en ellos, implica gestionar gran cantidad de variables, y la experiencia es clave para un manejo exitoso de todos los procesos involucrados.

CABA. Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Incidentes en las PASO de Buenos Aires

Durante el día de la elección se reportaron múltiples incidentes con en el funcionamiento de las máquinas y fallas que produjeron retrasos en varios centros de votación de la capital, levantando alertas en torno al sistema desplegado por MSA.

Estos incidentes cobraron mayor relevancia cuando la candidata Patricia Bullrich, de Juntos por el Cambio, experimentó varios inconvenientes mientras votaba. Según reportó, la máquina falló varias veces, incluso después de ser reemplazada por los técnicos de soporte, ya que repetidamente al intentar seleccionar una lista, se registraba una lista diferente en la boleta. El mismo tipo de problema fue reportado por otros votantes de la ciudad.

Alertas previas al Día de la Elección

Antes de las elecciones la jueza electoral María Servini recibió un informe del Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación sobre la implementación de la Boleta Única Electrónica. Dicho informe destacaba diversas preocupaciones:

  1. Ausencia de auditorías de seguridad: La empresa proveedora no proporcionó información sobre las medidas de seguridad implementadas en su solución y nunca se reunieron con la Dirección de Ciberseguridad de la ciudad.
  2. Vulnerabilidades encontradas en el sistema: Durante algunas pruebas se pudo constatar que al conectar un dispositivo USB en la máquina, ésta lo reconocía sin problema y sin generar ningún tipo de alerta, lo cual abre la puerta a posibles ataques o actos de sabotaje (que podrían incluir la carga de malware) sin que esto pueda ser detectado.
  3. Falta de pruebas en condiciones reales: Las pruebas que se llevaron a cabo se hicieron con versiones de demostración del software y no con la versión final a ser utilizada durante la elección en CABA, por lo que sus resultados no pueden usarse para certificar el software real.

Impactos de una implementación deficiente

Los desafíos tecnológicos en Buenos Aires subrayan la necesidad de desplegar sistemas confiables y probados, y de la contratación de proveedores idóneos, con experiencia y capacidad de respuesta. Una implementación inadecuada puede comprometer la integridad de todo el proceso electoral. Con la tecnología y experiencia adecuadas, estos problemas podrían haberse evitado.

El proceso de contratación

En varios medios se han señalado posibles problemas con la contratación de la empresa MSA para proveer la tecnología.

El proceso licitatorio se llevó a cabo con muy poca antelación al evento electoral, y con unos requerimientos casi idénticos a la implementación provista por MSA, lo que hacía inviable la participación de cualquier otro competidor, lo que llevó a que MSA fuera la única empresa contendiente, ganando sin competencia.

Esta contratación se produce además tras el fracaso en la transmisión de resultados en la Provincia de Córdoba por parte de la misma empresa, y de varias denuncias de irregularidades este mismo año en Paraguay.

Finalmente, el monto del contrato, con alcance limitado a las contiendas locales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es casi el mismo de la adjudicación de escrutinio provisorio de Indra, con alcance nacional, es decir, unas 14 veces mayor.

Este episodio con las PASO en Buenos Aires ilustra la importancia del uso correcto de la tecnología y la experiencia en su despliegue en procesos electorales. Es vital entender que la implementación de tecnología no es un fin en si mismo, sino una herramienta útil para mejorar los procesos, y que el resultado obtenido dependerá de la selección de la solución adecuada – tecnología, servicios y empresa con experiencia comprobada.

Publicaciones Similares

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.